El café es una de las bebidas más consumidas en el mundo, motivo de encuentros, de sobremesa, de largas horas en vela, de descanso en el trabajo o un aporte de energía en las mañanas.

Por su alto contenido de cafeína, basta consumir tres tazas de café por día para estimular la atención, la concentración, la memoria y el aprendizaje. También combate la depresión y la somnolencia, aporta energía y genera sensación de felicidad.

Pero aún así, el consumo de café ha despertado opiniones encontradas respecto de si es o no beneficioso para la salud, en cambio, no hay dudas que para el uso externo es un gran aliado.

Las bondades y nutrientes del café, rico en minerales como potasio, magnesio, fósforo, calcio, sodio y hierro, hicieron que se gane un lugar de privilegio en los tratamientos de belleza, ya sea en forma natural o en cremas, jabones y lociones a base de café.

Propiedades del café

Los granos molidos estimulan la renovación celular por lo que actúa como un exfoliante natural muy eficaz; tiene efecto antiinflamatorio que calma la piel cuando está irritada o enrojecida; su efecto astringente elimina los malos olores a la vez que promueve la limpieza profunda, como antioxidante natural protege la piel de los efectos nocivos de los radicales libres, responsables del envejecimiento prematuro, y su efecto diurético ayuda a eliminar la retención de líquidos, renovando las células inactivas y actuando sobre la acumulación de grasa.

No Olvides si quieres ver mas recetas puedes seguir viendonos y no olvides dejar tu comentario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *