Las arterias tapadas son una condición provocada por la acumulación de placas de grasa dentro de un vaso sanguíneo que va al corazón o al cerebro. Esto resulta bastante peligroso pues restringe el flujo sanguíneo e impide que el oxígeno y los nutrientes lleguen de forma óptima a los órganos y tejidos del cuerpo.

Como consecuencia, se pueden desencadenar derrames cerebrales, ataques al corazón o la enfermedad de las arterias coronarias. Entonces, el taponamiento arterial es uno de los llamados “asesinos silenciosos”. La falta de síntomas apreciables o la confusión de los mismos con otras enfermedades suelen dificultar su diagnóstico. Sin embargo, una vez se detecta, es necesario comenzar un tratamiento médico.

Los fumadores, las personas sedentarias y las personas con obesidad son quienes más tienen riesgo de padecer esta afección. Sin embargo, también es habitual entre los pacientes con diabetes tipo 1 y 2, artritis y varios tipos de infecciones.
La buena noticia es que, adoptando un estilo de vida saludable y siguiendo las instrucciones del médico, es posible mejorar la salud y evitar consecuencias graves. Los siguientes remedios pueden formar parte de la dieta, ayudando así a complementarla. Pero hay que aclarar que, por sí solos, no pueden curar enfermedades o garantizar la salud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *